Aportes para el Debate

Por Jorge Luis Bernetti *

Publicado en Página 12 el 13 de agosto de 2016.

Es muy posible dudar acerca de la existencia de una política explícita de Defensa por parte del gobierno del presidente Mauricio Macri. En realidad, se manifiesta, sin dudas, una “política oculta” que a través de la práctica del goteo de hechos poco significativos –o muy significativos– trata de demostrar, simultáneamente, que no pasa nada. O que pasa mucho. Algunas compras de armas, la elogiada continuidad en las Misiones de Paz (Cascos Azules) en el marco de la ONU, el anuncio del otorgamiento de créditos para la vivienda a través del Instituto de Ayuda Financiera (IAF) de las Fuerzas Armadas, que continúa una política desarrollada en los doce años anteriores, la reiteración de los clásicos aumentos a los sueldos de los integrantes del área, como viene sucediendo anualmente, forman parte de lo primero. Nada nuevo.

Leer más: La política de defensa

Documento n°4 de la Comisión de Economía de Carta Abierta

Ciento cincuenta días de gobierno de derecha han sido suficientes para demoler la matriz de la política económica que a través de permanentes confrontaciones se había abierto camino en más de una década de despliegue de un proyecto nacional, democrático y popular. La constatación provoca de inmediato la pregunta ¿Por qué lo que costó tanto en construirse pudo desarticularse con esa velocidad? Un lugar común resulta la respuesta “Es más fácil destruir que edificar”.

Leer más: Las máscaras del poder concentrado

Conversar con Horacio González es espiar un universo personal y social desde el lugar donde todos los puntos se entrelazan con las palabras, las ideas, las memorias y sus voces. Es una entrevista y también una conversación, que es una de las formas de construir los lenguajes y las culturas. Así es que durante una larga mañana que se extiende hasta bien pasado el mediodía, entre largas rondas de mate, Horacio González realiza un balance de su gestión en la Biblioteca Nacional donde estarán presentes los desafíos de unir los procesos de sistematización informática con la idea de una Biblioteca libertaria y vitalista en el sentido de recrear sujetos vinculados al compromiso y amor frente al trabajo. No faltan en la conversación puntos de tensión como lo fueron la relación con los gremios y la fundación de Carta Abierta. Tampoco se ausentarán las presencias de Borges y Groussac. La nueva dirección a cargo de Alberto Manguel y su concepción sobre los modos de funcionamiento de la Biblioteca vinculados a lógicas de reproducción de la división específica del trabajo, dialogan con la búsqueda de un lector globalizado sin la ironía del catálogo irrisorio que descataloga el método. Los debates anticipatorios dados en la Biblioteca sobre los modelos protomacristas, que bajo esquemas de convivencias burocrático-administrativas se instalaron durante los últimos años en la institución, es un tema ríspido. Mediapart y la decepción de la representación de alcurnia en el sistema relacional de las bibliotecas de América, se impone debido a las operaciones periodísticas destinadas a despejar el camino de la fatídica influencia de la letra K. Algo nos detiene, me detiene siempre. Las bibliotecas personales. Allí, la figura de Manguel nos lleva hasta la magnífica obra del Dante. No es menor el entusiasmo de regresar con la última novela de Horacio González, “Tomar las armas”, donde la evocación de las organizaciones políticas de las décadas del 60 y 70 se inscribe en la profunda reflexión sobre el sentido sacrificial que los proyectos de acción política inspiraron en los hombres y mujeres de esas décadas.

Por Conrado Yasenza*
(para La Tecl@ Eñe)

Leer más: La Biblioteca Nacional: Entre la gestión vitalista y las hegemonías informáticas

En 2011, Beatriz Sarlo escribía en la revista Noticias que el kirchnerismo había ganado una batalla cultural.” Hoy, cuatro años después, Horacio González, quien fuera hasta el 10 de diciembre (ver carta de renuncia) titular de la Biblioteca Nacional, y es, sin fecha de vencimiento, uno de los referentes culturales más importantes del país, es la persona apropiada para evaluar la continuidad de aquella afirmación.

Leer más: Horacio González: “toda sociedad es un libro cuya escritura no está terminada”

"No temo en absoluto ir a la cárcel"

La expresidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, recibió en su casa en El Calafate a seis medios internacionales —las agencias Sputnik, Reuters y Nodal, las cadenas de televisión Telesur y Al Jazeera y el periódico La Jornada—, en lo que se convirtió en su primer contacto con la prensa después de dejar el poder. Durante cerca de dos horas, Kirchner conversó con los periodistas sobre la situación en la región latinoamericana y las próximas elecciones en EEUU, sobre las amenazas del terrorismo internacional y sobre los problemas actuales de su país, sobre las regulaciones cambiarias y las políticas de exportación de su Gobierno. La expresidenta también dio su visión sobre los procesos judiciales que tiene que enfrentar hoy.

ENTREVISTA COMPLETA PUBLICADA EN SPUTNIK NEWS

Leer más: Rueda de prensa internacional de Cristina Fernández de Kirchner

Entrevista con Jorge Luis Bernetti, Autor de la Guerra de Papel, sobre los medios y las políticas de defensa.  Bernetti analizó la cobertura que los medios de comunicación le dieron a la política de defensa puesta en marcha por el kirchnerismo. “La respuesta fue centralmente conservadora, con diferencias y variaciones de estilo y contenido en cada diario”, dijo.

Leer más: “Hubo un gran descuido de la información”

 

En las últimas semanas se conocieron los detalles del proyecto de Presupuesto 2017 enviado por el Poder Ejecutivo al Congreso Nacional. Como miembros de la comunidad científica y tecnológica denunciamos que este Presupuesto asesta un duro golpe al corazón de la ciencia argentina. Pone en riesgo los logros de la última década y atenta contra cualquier política de fomento del desarrollo económico soberano.

Leer más: Declaración del grupo CyTA sobre el recorte presupuestario en Ciencia y Tecnología

La ciudad y la literatura han caminado juntas, se han entramado la una en la otra hasta volverse indiscernibles, como si ya no pudiéramos atravesar las calles sin percibir que ciertas escrituras secretamente invaden nuestro andar. Borges decía que algunos libros tienen la maravillosa facultad de convertir en recuerdos del lector lo que son experiencias del autor.

Leer más: La ciudad y sus fantasmagorías