0011479180

 

 

 

 

 

 

 

Consideramos que, respecto del desarrollo tecnológico argentino, hay muchos problemas técnicos que plantear y resolver; pero las respuestas correctas sólo se darán si estos problemas técnicos son encarados en un marco de políticas que incluyan los contenidos nacionales, populares y democráticos.

Las respuestas de tecnócratas “apolíticos” sólo reproducen lo existente: más concentración en la producción de commodities exportables, más dependencia de la tecnología de empresas multinacionales y, consecuentemente, más concentración de la riqueza. Es en ese sentido que la “apoliticidad” tiene un sentido político concreto. Pero, a su vez, las respuestas sólo políticas, sin los conocimientos que las respalden, son respuestas únicamente retóricas y, por lo tanto, impotentes para desarrollar un nuevo modelo de país.

Nuestro objetivo es observar, analizar, reflexionar y debatir sobre las políticas tecnológicas necesarias para potenciar el desarrollo inclusivo del país y su integración regional.

Entendemos por desarrollo inclusivo el que impulse un crecimiento democrático, que asegure el acceso a la alimentación, la salud, la educación la vivienda y la cultura para todos los habitantes del país, preservando los recursos y sin ningún tipo de discriminación.

Somos un grupo de personas de diversas profesiones, interesadas en contribuir con nuestra experiencia a la discusión de políticas que permitan profundizar la independencia tecnológica del país y potenciar su producción, fundamentalmente en áreas estratégicas, en donde el rol del Estado es esencial para que dichas políticas puedan ser concretadas.

Actividades:

- Reuniones semanales: los miércoles por la tarde, donde discutimos diversas prioridades tecnológicas y encaramos acciones para ampliar nuestro conocimiento sobre el tema.

- Reuniones ampliadas: en nuestras reuniones semanales solemos invitar a especialistas en temas tecnológicos estratégicos e invitamos también a participar a otras personas interesadas.

- Foros temáticos: organizamos encuentros mensuales invitando a expositores involucrados en actividades tecnológicas de relevancia para el país, con participación de un 80-100 personas.

- Talleres: realizamos talleres de divulgación a diversos grupos para mostrar a la sociedad que el desarrollo tecnológico puede mejorar el bienestar de la población, difundir conocimientos y apreciar el esfuerzo que se está llevando a cabo a nivel nacional.

- Elaboración de documentos y artículos.

Contacto: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

"En el futuro gobierno pasaremos a ser un país con una industria satelital competitiva"

Entrevista a Eduardo Dvorkin de la Agencia Paco Urondo

Eduardo Dvorkin: Las características que definen el modelo neoliberal son la hegemonía del sector financiero y del libre comercio. En los países de alta industrialización esto ha significado un desplazamiento de procesos industriales mano de obra intensivos a países de bajo costo laboral pero no ha significado ni remotamente una destrucción de sus bases industriales; tanto es así que hoy ya se están embarcando en un retorno de las industrias desde el exterior, lo que llaman reshoring. Más aún, los países de alta industrialización cuidan de mantenerse a la vanguardia en la creación de nuevos conocimientos científicos y en el uso de los mismos para desarrollar aplicaciones tecnológicas porque siguen basando su predominio en este control de la CyT. Es paradigmática la frase impresa en cada IPhone “Designed by Apple in California. Assembled in China”.

Eduardo Dvorkin

    
En nuestra versión “periférica” del neoliberalismo, a la preponderancia del sector financiero y de los exportadores de granos, se suma la destrucción de la industria, del empleo y por ende del mercado interno, la destrucción de nuestras posibilidades de desarrollo autónomo de conocimientos científicos y la cancelación de los procesos de desarrollo tecnológico autónomo. Un claro ejemplo de esto último fue la liquidación del desarrollo de los satélites geoestacionarios Arsat; cuando en el futuro gobierno continuemos con el diseño y construcción nacional de satélites geoestacionarios, según establece la Ley 27.208, pasaremos finalmente de ser un país que en algún momento desarrolló y construyó dos satélites geoestacionarios a ser un país con una industria satelital consolidada y competitiva.

Leer más: Entrevista a Eduardo Dvorkin para Agencia Paco Urondo

Despublicado

Cuando las negociaciones entre países están encabezadas por gobiernos neoliberales, los intereses nacionales no existen: las elites empresariales, nacionales y foráneas, se unen en un “interés común” y los recursos propios pasan a ser usados como mercancía en una extranjerizacion creciente del poder económico local. Por eso cuando esa relación se rompe....”Los Prat Gay piden perdón..."

Leer más: ¿Perdón REPSOL?

Despublicado

Artículo publicado en Informe Industrial No 244. (22 de septiembre de 2015)

 

El doctor Eduardo N. Dvorkin, recientemente distinguido por su destacada actividad en el sector científico tecnológico con el premio Houssay Trayectoria, respondió al pedido de Informe Industrial para que definiera los que, a su juicio, son los principales temas que deberían ser incluidos en la agenda sectorial del próximo gobierno.

Leer más: Política de desarrollo inclusivo y políticas de desarrollo tecnológico

Despublicado

Artículo publicado en el suplemento Cash de Página 12 (Domingo 5 de julio de 2015)

cs04fo01

CIENCIA, TECNOLOGIA Y MATRIZ INDUSTRIAL. La eficiencia estatal es central en el desarrollo tecnológico y no debe ser confundida con los conceptos de eficiencia que se utilizan en empresas privadas.

Por Eduardo Dvorkin

En artículos previos nos hemos referido a la necesidad de complejizar la matriz productiva argentina mediante un desarrollo tecnológico autónomo en el que el Estado ocupe un rol central. Estado productor y Estado promotor, liderando un conglomerado de pymes e instituciones del sistema nacional de C&T.

Leer más: Estado productor y promotor